La Mutilación Genital Femenina
Consecuencias
La MGF es terriblemente dolorosa, ya que se cortan nervios que causan un dolor extremo y se realiza sin anestesia y con utensilios rudimentarios la mayoría de las veces.
¿Qué es?
¿Cómo?
¿Dónde?
¿Porqué?
Falsos mitos
Durante la práctica de la MGF la niña puede morir por hemorragia, ya que normalmente se realiza por mujeres sin conocimientos médicos que no aplican puntos de sutura.

El contagio de enfermedades es otra de las consecuencias de las precarias condiciones en que se realiza y también por utilizar las mismas herramientas para todas las niñas.

La retención de orina es una de las consecuencias inmediatas a la MGF, aunque si se ha dañado la uretra, puede darse el caso contrario y padecer incontinencia urinaria el resto de su vida.
La MGF es irreversible, el glande del clítoris tiene 8000 terminaciones nerviosas (el doble que el glande del hombre), una vez extirpado no se puede recuperar el placer aún efectuando cirugía de reconstrucción, aunque sí es cierto que ésta permite que las relaciones dejen de ser dolorosas.
La posibilidad de infección es muy alta, incrementado el riesgo de muerte por falta de higiene, ya que el agua es un bien escaso en muchos lugares, y en algunos poblados viven en cabañas fabricadas con cañas y excrementos de vaca.

Las infecciones crónicas del útero y la vagina son de las más comunes, ya que la vagina se ha convertido en un órgano semicerrado
Después de la mutilación las niñas suelen tener episodios de choques emocionales importantes como depresión, ansiedad, pesadillas, ataques de pánico y, casi siempre, odio hacia sus padres por haberlas engañado, sobre todo hacia su madre, que es la que facilita la mutilación y la acompaña en ese momento.

Las niñas, en los meses posteriores, pueden sufrir
anemia crónica debida a la pérdida de sangre durante la operación.
La esterilidad aumenta en las mujeres mutiladas ya que la infección puede subir hasta los órganos reproductivos.

Una vez mutiladas
las menstruaciones suelen ser muy dolorosas ya que la sangre no puede fluir libremente.
Es bastante normal que se formen cuerpos extraños (quistes) de gran tamaño en la vagina como resultado de la acumulación de la secreción mucosa, en algunos casos extremos el vientre puede llegar a abultarse como si estuviesen embarazadas.
Las fístulas, canal o conexión anormal entre dos órganos (entre el ano y la vagina en este caso) también son consecuencia de la MGF, de tal manera que la mujer puede orinar por el ano o tener pérdidas de heces por la vagina.
La cicatriz en la vulva llega a hacerse tan grande en algunos casos que puede impedir el caminar.
La MGF impide el placer sexual de la mujer ya que la vagina apenas tiene terminaciones nerviosas, por lo tanto es incapaz de recibir placer simplemente con el coito. La estimulación del clítoris consigue la excitación de la mujer, que desencadena la lubricación y facilita la penetración. La concentración de sangre en los genitales hace que las raíces del clítoris presionen (abracen) la vagina, y la mujer pueda obtener placer, si éste no existe, este proceso es casi imposible de iniciar.
El recuerdo del fuerte dolor durante la mutilación sigue estando presente y suele provocar miedo extremo a las relaciones sexuales, sobre todo a la noche de la boda en que saben que deberá volver a ser cortada por el novio.
Al ser un tema tabú, las mujeres sufren los problemas en silencio, incapaces de expresar su dolor y su miedo, con lo cual, al no compartirlo con otras mujeres, muchas veces no asocian esas molestias con la MGF y creen que es un problema exclusivamente suyo.
Las mujeres mutiladas tienen muchas más dificultades durante el parto, ya que la mayoría de las veces son incapaces de dilatar espontáneamente y bastantes de ellas mueren con el niño dentro.

El riesgo de mortandad del bebé se incrementa también en las mujeres mutiladas. Durante el parto se necesita reabrir la cicatriz para sacar al bebé, ya que la vulva ha perdido su elasticidad y si no es abierto a tiempo
el bebé puede morir antes de poder salir del útero o puede que sufra algún daño cerebral.
Diseño: hedy@mipanorama.eu
Copyright© 2012 Carmin-mgf